Tu entrenador

Tu entrenador2

Nuestra sociedad camina muy deprisa. Casi sin darnos cuenta pasamos menos tiempo del que deberíamos con nuestros hijos. Por esto los entrenadores se convierten de forma involuntaria en formadores. El fútbol sala es un deporte de equipo, hay que tomar decisiones en relación a los jugadores y se toman pensando en el progreso individual formativo para llegar a un beneficio colectivo. Este trabajo integrador es muy complejo y es inevitable que algunos jugadores salgan mas beneficiados. El objetivo final no es comparar a unos jugadores respecto a otros.

Los padres deben comprender la dificultad de los entrenadores en el club que reúnen a jugadores de gran calidad. Por ello deben respetar el trabajo de los formadores sin interferirlo ni criticarlo delante de sus hijos o de otros padres, porque es el entrenador quien tiene la responsabilidad de las decisiones deportivas y siempre es mejor ayudarle que cuestionarle.

• Acepte al entrenador de su hijo
• No interfiera en el trabajo del entrenador
• Si tiene alguna duda o no esta satisfecho, dialoge con el entrenador y/o con el director deportivo. Ellos escucharan su punto de vista.

Si los padres hacen el papel del entrenador, ¿quien hace el papel de los padres? Ambos roles son necesarios y complementarios

10.- DECALOGO DE NUESTROS TECNICOS.

1. Nuestros técnicos valoran el trabajo y el esfuerzo de todos nuestros deportistas. Felicitan a quien le salen las cosas bien y animan al que tiene menos fortuna.
2. Nuestro técnico asume sus propios errores, que los tiene, y por ello no hace responsables a sus deportistas de estos.
3. Nuestros técnicos, tiene actitudes y comportamientos que sirven de ejemplo para sus deportistas.
4. Nuestros técnicos no buscan solo el rendimiento técnico, se esfuerzan en conseguir transmitir a sus deportistas unos valores éticos.
5. Nuestros técnicos luchan por todos sus deportistas por igual, no establecen preferencias ni prejuicios.
6. Nuestros técnicos son humildes en las victorias y se resignan en las derrotas. Convirtiéndolas en experiencias.
7. Nuestros técnicos conocen y respetan las normas.
8. Nuestros técnicos tienen en su moderación una virtud y la aplican en la faceta deportiva.
9. Nuestros técnicos planifican la educación deportiva de sus deportistas.
10. Nuestros técnicos no piden a sus deportistas más de lo que pueden dar, solo exigen lo mejor que tengan estos.